El Joven Rico y la Vida Eterna | #JohnMacArthur

Pinceladas 

Gracia.org

El Señor dijo: «Cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser Mi discípulo». Esa es una verdad evidente. La salvación no es necesariamente para las personas que dicen una oración o que piensan que necesitan a Jesucristo; es para las personas que renuncian a todo. Debe haber voluntad de abandonarlo todo para que la salvación sea genuina.

¿Cómo se alcanza la vida eterna? Hay que saber lo que se quiere. El hombre llegó hasta Jesús con el deseo de alcanzar la vida eterna. Sabía lo que quería, y ahí es por donde cualquiera tiene que empezar.

No se puede predicar la gracia si no se predica la ley, porque nadie puede entender lo que la gracia significa a menos que entienda lo que la ley exige. Nadie puede entender la piedad a menos que entienda la culpa. No se puede predicar un Evangelio de gracia a menos que se haya predicado un mensaje de ley. Y eso fue lo que Jesús hizo con el joven: Lo vinculó con los mandamientos de Dios. Él quería que el hombre admitiera que se había quedado por debajo de la norma divina. Jesús quería que él entendiera que él necesitaba ponerse a bien con un Dios santo y no simplemente hacer que sus necesidades psicológicas fueran satisfechas.

John MacArthur

Ver video podcast  Continue reading “El Joven Rico y la Vida Eterna | #JohnMacArthur”

Advertisements

7 Características de los falsos profetas y falsos maestros


Aunque sabemos que todo tiene su tiempo y que no podemos ser monotemáticos, lo cierto es que hay cristianos que se molestan cuando se señala el error. Su enojo lo espiritualizan con un “hay que orar”. Pero debemos recordar que son ambas cosas.

Artículos y videos que pudieran ser de su interés: Continue reading “7 Características de los falsos profetas y falsos maestros”

Una prueba imprescindible| ¿Obedeces la Palabra de Dios? |#JohnMacArthur | #SSLAD

   1 Juan 2:3 dice claramente: “Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos”. Si deseas saber si eres un verdadero cristiano, pregúntate si obedeces los mandamientos que hay en las Escrituras. Al dar la Gran Comisión, el Señor Jesús describió a un verdadero discípulo de esta forma (Mt. 28:20). La obediencia a los mandamientos de Dios produce seguridad, la confianza de saber que hemos llegado a conocerlo. La palabra griega que se usa para guardar en el versículo 3, habla de una obediencia cuidadosa, solícita y reflexiva y, además del acto de obediencia, involucra el espíritu de la obediencia, un cumplimiento habitual y voluntario de la Palabra, no solo en la letra, sino también en el espíritu. Esa idea es respaldada por la palabra traducida como «mandamientos», la cual se refiere específicamente a los preceptos de Cristo, más bien que a las leyes en general. La obediencia legal demanda la perfección o el castigo, mientras que l Juan 2:3 es un llamado a una obediencia en la gracia, porque el castigo ya ha sido pagado por Cristo.  Continue reading “Una prueba imprescindible| ¿Obedeces la Palabra de Dios? |#JohnMacArthur | #SSLAD”

Fariseo petulante 


«El error subyacente en todo esto es la creencia que la gente puede ganarse el favor de Dios por ser lo bastante buena. Esta es la mentira central que domina toda religión falsa. La parábola de Jesús presenta la necedad de esta idea. La parábola marca una linea clara de distinción entre los dos únicos tipos de religión que existe: Continue reading “Fariseo petulante “

Dios y el #Medioambiente | John MacArthur 

 
El evangelicalismo y el movimiento ambiental

John MacArthur

Yo creo que tenemos la responsabilidad de cuidar del medio ambiente – que debemos cuidar de todos los recursos que Dios ha provisto para nosotros.

Eso se ilustra en el relato del Antiguo Testamento donde Dios puso a Israel en la tierra prometida, una tierra fértil donde fluían la leche y la miel. Dios les dio esa tierra productiva; y les ordenó que dejaran que la tierra descansase cada séptimo año.

“Seis años sembrarás tu tierra, y recogerás su cosecha; mas el séptimo año la dejarás libre, para que coman los pobres de tu pueblo; y de lo que quedare comerán las bestias del campo; así harás con tu viña y con tu olivar” (Éxodo 23:10-11; cf. Levítico 25:1-7).

Dios dio esa orden porque no quería que explotaran la tierra y extrajeran toda su vida. Permitir a la tierra descansar cada siete años, aseguraba que se fortalecería y seguiría abasteciendo en el futuro. Continue reading “Dios y el #Medioambiente | John MacArthur “