El Pecado del Silencio | #AdrianRogers

Vídeo

d]https://m.youtube.com/watch?v=zjvGbIgrRBM&feature=youtu.be[/embed]

Tengo una gran carga en mi corazón al iniciar este programa. La nación está manchada e inundada con la sangre de niños inocentes, asesinados en el vientre de sus madres. Mas la doble tragedia es que muchos de nosotros, muchos, estamos neutralmente sentados sin decir nada.

Tomen la Palabra de Dios y busquen Proverbios 24. Si usted siente lo que yo siento y es pro- vida, sabe que lo que creemos, aquello por lo que trabajamos y oramos, ha recibido algunos golpes muy severos en los últimos tiempos. Pero no es un golpe para dormirnos sino para despertarnos. Proverbios 24:10-12: “Si fueres flojo en el día de trabajo, tu fuerza será reducida.

Libra a los que son llevados a la muerte; salva a los que están en peligro de muerte. Porque si dijeres: Ciertamente no lo supimos, ¿acaso no lo entenderá el que pesa los corazones?

El que mira por tu alma, él lo conocerá, y dará al hombre según sus obras”.

En los últimos 20 años, 30 millones de personas inocentes han muerto; han muerto por ejecución sin haber tenido un juicio, sin un asesor legal. Han sido ejecutadas en forma cruel e inhumana. Si usted mira su reloj, cada 21 segundos un pequeño bebé morirá en los Estados Unidos por ejecución; algo sucede en la nación que es incomprensible. En los Estados Unidos usted puede ser multado con 5 mil dólares y/o un año de prisión por aplastar el huevo de un águila. ¡Por quebrar un huevo 5 mil dólares y hasta prisión!

Pero en este mismo país usted puede ganar salarios exorbitantes asesinando bebés en el vientre de sus madres. Hoy en los Estados Unidos una joven adolescente en la escuela secundaria puede recibir, y recibirá en la mayoría de los casos, educación sexual. Por ejemplo, en una clase de educación sexual se le enseñará a ella y a los jóvenes cómo practicar el sexo sin las complicaciones de enfermedades o embarazos. Por supuesto que también sin el permiso paternal le darán anticonceptivos. Pero si una colegiala en los Estados Unidos queda encinta puede ir a una clínica y sin el conocimiento y consentimiento de sus padres terminar con el embarazo indeseable y abortar el bebé. Y sin embargo, en los mismos Estados Unidos, esa misma clínica de salud escolar no puede dar una aspirina sin el permiso paternal, y no puede perforar las orejas a una jovencita sin el permiso de sus padres.

Quiero darles 3 razones porqué nosotros no debemos guardar silencio.

Se que lo que tengo que decir hoy es desagradable. Se que no es uno de esos mensajes felices y optimistas, pero no debo quedarme en silencio y usted no debe guardar silencio. Daré tres razones:

1.- Es cuestión de vida. Continue reading “El Pecado del Silencio | #AdrianRogers”

Advertisements