Los hijos ateos y su Dios .@NancyRPearcey

“Los hijos ateos y su Dios: La revelación general pertenece a la categoría de la gracia común, es una de las bendiciones que Dios concede a todas las gentes con independencia de su condición espiritual [a diferencia de la gracia especial, las bendiciones de la salvación]. El concepto de gracia común deriva de las palabras de Jesús cuando afirma que Dios: «hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos» [Mt. 5:45]. La gracia común funciona como un testimonio constante de la bondad de Dios. Cuando Pablo predicó a una audiencia gentil en una región que hoy forma parte de Turquía, empleó el argumento de la gracia común: Dios «no se dejó a sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos, llenando de sustento y de alegría nuestros corazones» [Hechos 14:17]. La regularidad del orden natural permite a los hombres cultivar alimentos, criar familias, inventar tecnología y mantener un cierto nivel de orden cultural y cívico. Todas las empresas humanas dependen de la común gracia de Dios. En consecuencia, los humanos estamos rodeados de la evidencia de Dios sencillamente porque fuimos creados a su imagen, vivimos en su universo y somos sustentados por su gracia común. «Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas» [Ro. 11:36].”

#SoliDeoGloria


Extracto de: El Hallazgo de la Verdad Por: Nancy Pearcey
Usted puede adquirirlo aquí.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s