Cancelar la Cultura: El virus más peligroso que infecta a la Iglesia hoy en día

Shane Idleman Pastor, Westside Christian Fellowship | Lunes, 15 de marzo de 2021

Cancelar Cultura, respuestas bíblicas para cancelar cultura

A estas alturas, la mayoría sabe cuál es la cultura de la cancelación: algo que hiciste en tu pasado se utilizará para silenciarte, detenerte y “cancelarte”. Ya sea Mike Lindell, cuya compañía de almohadas perdió muchos minoristas después de cuestionar públicamente las elecciones, o Goya Foods, que molestó a la gente cuando su CEO agradeció al presidente Trump, la cultura de cancelación no tolera puntos de vista opuestos. Demasiado para ser “tolerante”.

¿Ves la ironía? La cultura de la cancelación protege a Cuties en Netflix y ama las letras de Cardi B, pero no pueden soportar versículos bíblicos, canciones de adoración o puntos de vista que se oponen a ellos. El Dr. Seuss es ofensivo, la película Dumbo es racista y Speedy Gonzales ofende. Por supuesto, las cosas del pasado pueden necesitar ser cambiadas de vez en cuando, pero si te enfocas en los libros infantiles y los personajes de dibujos animados y no dices nada en contra de la pornografía infantil, la trata de personas, los niños pequeños que confunden intencionalmente sobre su género o el asesinato de niños inocentes en el útero, has perdido toda credibilidad.

LA IGLESIA: ¿AMIGO O ENEMIGO?

No me sorprenden especialmente las acciones del mundo; simplemente es ser fiel a su naturaleza caída. Más bien, son las acciones de la llamada iglesia las que son inquietantes.

En 2020, la cultura de la cancelación en la iglesia se convirtió en una realidad para mí. Estaba programado para hablar en una iglesia en Palos Verdes, California, pero cuando el pastor asistente se enteró de que mis puntos de vista políticos diferían de los suyos, se quejó con los ancianos, y así mismo, me cancelaron, no importa el hecho de que mi mensaje ni siquiera tocaba la política. Escúchalo aquí y avísame si una iglesia debe cancelar este tipo de mensaje o si es exactamente lo que necesitamos escuchar.

Recibí otra sorpresa en mayo de 2020. Había estado en correspondencia con el Pastor Jack Hibbs sobre la apertura de nuestra iglesia el 31 de mayo. Una vez que decidimos abrir, me sorprendió cuántos pastores vinieron contra nosotros. Incluso compartí con un prominente pastor en mi área lo feliz que estaba cuando el pastor John MacArthur y los ancianos de Grace Community Church también abrieron. Para mi total consternación, no estaba feliz en absoluto.

Para entonces, las travesuras y las agendas de muchos líderes políticos se estaban haciendo evidentes. No solo teníamos un virus legítimo con el que lidiar, sino que también teníamos agendas y motivos ocultos trabajando en nuestra contra. ¿Las iglesias capitularían y usarían Romanos 13 fuera de contexto, o se reunirían para ayunar, orar y contender por la verdad? ¿Serían cobardes o vigilantes?

Alrededor de este tiempo, nuestro periódico local también canceló mis artículos, que habían sido presentados durante más de una década. Muchos cristianos liberales sin duda se quejaron e influenciaron al editor. Facebook también parece que me prohibió en la sombra, haciendo que nuestra audiencia cayera de un cuarto de millón de personas al mes a alrededor de diez mil. Aparentemente, mis puntos de vista no encajaban en sus narrativas. Ellos, junto con YouTube, también prohibieron mi video sobre vacunas e inmunidad y eliminaron algunos de mis sermones.

“MI PUNTO DE VISTA ES EL CORRECTO”, ESO DICEN

Un pastor local que todavía no había abierto su iglesia un año después de COVID me dijo que en realidad estaba dañando el evangelio debido a mis puntos de vista. Aparentemente, no se le permite compartir una enseñanza bíblica sólida si tiene creencias que se oponen a los “cristianos” liberales. “Estás hiriendo el evangelio con tus puntos de vista a menos que tus puntos de vista se alineen con mis puntos de vista”, dicen.

Luego, en julio de 2020, me golpearon de nuevo. Celebramos los servicios de la iglesia en el estadio JetHawk en Lancaster, California, y no eran principalmente los no creyentes los que se quejaban. Otros cristianos y pastores estaban chismorreando y murmurando. Es revelador que ninguno de ellos parecía estar emocionado de que más de 10.000 personas asistieron al evento de 4 meses y tuvimos más de 150 bautismos, la mayoría de los cuales fueron espontáneos.

Lamentablemente, dentro de la iglesia, la cultura de la cancelación a menudo es alimentada por celos y arrogancia. “No piensan como yo pienso, así que Dios no puede usarlos”, dice el razonamiento. Ha habido otros grupos a lo largo de las edades que se comportaron de manera similar: los fariseos vienen a la mente, así como los pastores y denominaciones que se han opuesto a muchos de los avivamientos pasados simplemente porque Dios tuvo la audacia de usar a alguien más y de una manera que difería de ellos.

Así que si bien la cultura de la cancelación no es algo nuevo, es nueva en Estados Unidos, y está en aumento. Nuestra nación está cada vez más polarizada, con personas incapaces de tener conversaciones civiles con aquellos que tienen puntos de vista diferentes, y que realmente se complacen en destruir las vidas y los medios de vida de aquellos que se atreven a tener una opinión diferente.

COMPLACER AL HOMBRE ANTES QUE A DIOS

Como escribí la semana pasada en mi artículo sobre por qué las iglesias deben abrir, todos los pastores se relacionan con COVID de manera diferente dependiendo de su perspectiva y circunstancias. Están bajo una tremenda presión y necesitan más gracia, no menos. Estoy seguro de que muchos hacen mucho bien en sus comunidades, y por eso, los aplaudo. Sin embargo, no creo que la cobardía deba quedar sin control, porque “el hierro afila el hierro” (Proverbios 27:17).

Permítanme declarar de antemano que sin el Espíritu de Dios, soy un cobarde. Sin temporadas profundas de oración y ayuno, soy débil. Sin tiempos prolongados de adoración sincera donde llore, me arrepiento y realine mi corazón con Cristo, me alejaría de Dios. Mi corazón se rompe por la iglesia, pero la verdad es que muchos cristianos están siendo influenciados por las redes sociales en lugar del Espíritu de Dios y pasan más tiempo criticando a los demás en lugar de mirarse al espejo y más tiempo leyendo liberales de izquierda en lugar de leer y aplicar la Palabra de Dios. Como Sansón, no saben que el Espíritu se ha ido (Jueces 16:20).

Lamentablemente, muchos pastores se están uniendo a la cultura de la cancelación, manteniendo las puertas de su iglesia cerradas y alineándose con organizaciones impías porque han perdido la brújula de la verdad o la audacia del Espíritu, o posiblemente ambas cosas. Están lejos de Cristo, y por lo tanto buscan agradar a los hombres en lugar de a los amantes de Dios: “¿Porque ahora estoy buscando la aprobación del hombre o de Dios? ¿O estoy tratando de complacer al hombre? Si todavía estuviera tratando de agradar al hombre, no sería siervo de Cristo” (Gálatas 1:10).

Pueden cancelar personas, ideas, conceptos, videos, artículos y sermones, ¡pero nunca pueden cancelar a Dios!

Las opiniones expresadas en este comentario no reflejan necesariamente las de Christian Headlines.

Foto cortesía de: ©Getty Images/Wildpixel

Para obtener más información sobre este tema del Pastor Shane, consulte “¿Por qué muchas personas desprecian a los predicadores hoy?” y “Una carta abierta a los pastores silenciosos: lucha o se desvanece“.


Shane Idleman es el fundador y pastor principal de Westside Christian Fellowship en el sur de California y de la WCF Radio Network. Se pueden encontrar más en ShaneIdleman.com, incluyendo descargas gratuitas de sus libros electrónicos. Visítelo en Facebook y Twitter. Suscríbete a su nuevo podcast, Idleman Unplugged. También puede seguir al Pastor Shane en la nueva plataforma de libertad de expresión Parler.

One comment

  1. The message of the bible belongs to God, not to man, so when man wants to reinterpret the message, he not only seeks to redefine the message but to God, pretending to become it.
    It is necessary then to approach the message of the bible in the terms that the bible establishes and not those that the man wants already rational and emotional.
    Theologian Richard Neighbor has said the following about a type of message that claims to be “Christian” today

    ´´ a God without anger
    leading men without sin
    Within a kingdom without judgment through
    of the ministry of a christ without a cross.

    This is pure humanism not Christianity.
    This message purposely forgets that although God is love, he is also just, constant and willful sin provokes him to anger.
    Justice determines the limit of love ” and certainly will not hold the guilty as innocent, sin is not a mischief without consequences. Cleaning it cost the blood of Christ.
    This gospel has eliminated the cross and with it the blood.
    There is no forgiveness of sins without the blood that cleanses and purifies us.
    You are a Christian because, recognizing the spiritual bankruptcy and the transcendence of sin, I have come and welcomed the benefits of the cross, justification and redemption, not only by making an emotional prayer of membership.
    This message referred to by Richard Neighbor has emptied the gospel of content and is covered with a multicolored mantle of Najásh’s own pseudo-religious language, promising that “we will not die” if we make our own interpretation of what God has said, to mislead with premeditation and treachery because he is heretic.
    This profusely anthropocentric liberal theological message seeks to advance the agenda of the human being, not that of God on behalf of God, which is conceptual and practically impossible.
    You cannot be a Christian without Christ, his orthodoxy and his orthopraxis, I will call what God calls sin sin there is no other message.
    The work of God cannot be carried on without God.
    Liberal theology is philosophy not doctrine and less biblical.
    This theology is emotional, and desperately seeks to give authoritative value to it above obedience and fidelity to the Word; that is why it seeks to create a constructed truth that pretends to replace the true truth.
    Constructed truth is taxable because it does not stand on its own, manifesting first individually and then seeking community approval to “bring it into existence” but there is no life here, only a fallacy, well says Romans 1:22 “Professing to be wise, they became fools. ” The consequences of this are manifested in the following verses from 23 to 32.
    Liberal theology is syncretism and God not only does not share his glory with anyone but he does not accept this position is his ethics.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s