#Romanos 1:4| La resurrección demostró que Jesús era Hijo de Dios | |#SABÍASQUÉ #COMENTARIO

“que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muerto”‭‭.
— Romanos‬ ‭1:4‬ ‭‬‬

Edwin A. Blum:
Romanos 1:4

En su humillación, Jesus fue despreciado y rechazado (ls 53:2), y tomó la forma de un esclavo (Fil. 2:7). Habló como Hijo del Padre (Jn. 5:19-23), pero fue perseguido porque decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios» (Jn 5:18). En la cruz, se cuestionó Su condición de Hijo (Mt. 27:39- 43). Sin embargo, el Espíritu de santidad (otro nombre para el Espíritu Santo) levantó a Jesús de los muertos. Este suceso demostró que Èl era el único Hijo de Dios, exaltado sobre la muerte y Satanás, investido de todo poder (Mt. 28:18).

John MacArthur
Romanos 1:4

1:4 declarado. La palabra griega de la cual se deriva la palabra “horizonte” significa “distinguir”. Así como el horizonte sirve como línea clara de demarcación para dividir la tierra del cielo, la resurrección de Jesucristo le separa por completo del resto de la humanidad como una evidencia irrefutable de que Èl es el Hijo de Dios (Ro. 10:9). Hijo de Dios. Este título que ocurre unas treinta veces en los Evangelios identifica a Jesucristo como Dios mismo en esencia (Juan 1:34, 49; 11:27 19:7. (cp. He. 1:5; 2 S. 7:14) La resurrección declaró sin equívoco alguno que Jesús es Dios y la expresión de Dios mismo en forma humana. Aunque fue por toda la eternidad el Hijo en anticipación de su encarnación, al entrar encarnado al mundo fue declarado al universo entero como el Hijo de Dios y asumió una postura de sumisión al Padre (Sal. 2.1; He. 1:5, 6), el Espíritu de santidad. En su encarnación, Cristo se sujetó por voluntad propia a la voluntad del Padre, solo a través de la dirección, la agencia y el poder del Espíritu Santo (Mt. 3:16; Lc. 4:l; Jn. 3:34; (Hec. 1:2). resurrección de entre los muertos. Su victoria sobre la muerte fue la demostración suprema y la evidencia más concluyente de que Èl es el Dios el Hijo ( Ro. 10:9; cp. Hch. 13:29-33; 1 Co. 15:14-17).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s