Examinen Todo #JohnMacArthur

“Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente, retened lo bueno; absteneos de toda forma de mal.”

1 Tesalonicenses 5:21-22 LBDA

Establezcamos rápidamente el contexto para este pasaje. Comenzando con el versículo 16, Pablo enumera algunos breves recordatorios para los cristianos de Tesalónica. Estos pueden ser considerados como los principios básicos de la vida cristiana: “Regocíjate siempre, ora sin cesar, da gracias en toda circunstancia; porque esta es la voluntad de Dios en Cristo Jesús para ti”. No apaguen el Espíritu. No desprecies las profecías. “El regocijo, la oración, la satisfacción y la respuesta a la predicación de la Palabra de Dios: todos son deberes primarios de todo cristiano. Otro deber es el discernimiento”. “Examínalo todo” (v. 21) es un llamado al discernimiento. Es significativo que Pablo establece el discernimiento en un contexto de mandamientos muy básicos. Es tan crucial para la vida cristiana efectiva como lo es la oración y el contentamiento.

Esto puede sorprender a algunos cristianos que ven el discernimiento como una responsabilidad exclusivamente pastoral. Es cierto que los pastores y ancianos tienen un deber aún mayor de discernir que el laico promedio. La mayoría de los llamados al discernimiento en el Nuevo Testamento se hacen a los líderes de la iglesia (1 Timoteo 4:6-7, 13, 16; Tito 1:9). Se requiere que cada anciano sea hábil en la enseñanza de la verdad y capaz de refutar doctrinas erróneas. Como pastor, soy constantemente consciente de esta responsabilidad. Todo lo que leo, por ejemplo, pasa por una red de discriminación en mi mente. Si miraras en mi biblioteca, al instante podrías identificar qué libros he leído. Los márgenes están marcados. A veces se ven comentarios aprobatorios y líneas subrayas. Otras veces encontrará signos de interrogación o incluso líneas rojas en el texto. Constantemente me esfuerzo por separar la verdad del error, leo de esa manera, pienso de esa manera, y por supuesto predico de esa manera. Mi pasión es conocer la verdad y proclamarla con autoridad. Esa debe ser la pasión de todo anciano, porque todo lo que enseñamos afecta el corazón y la vida de aquellos que nos escuchan. Es una responsabilidad increíble. Cualquier líder de la iglesia que no sienta la carga de este deber debe abandonar el liderazgo.

Pero el discernimiento no es sólo el deber de pastores y ancianos. El mismo discernimiento cuidadoso que Pablo exigió a los pastores y ancianos es también el deber de todo cristiano. Primera de Tesalonicenses 5:21 está escrito para toda la iglesia: “Examinen todo cuidadosamente” (NASB)

Breve extracto de Fool’s Gold?

Páginas 22-23

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s