7️⃣|Siete beneficios de alabar a Dios | #CharlesStanley


¿Qué sucede cuando alabamos a Dios? 

“Alabad a Dios en su santuario; Alabadle en la magnificencia de su firmamento. Alabadle por sus proezas; Alabadle conforme a la muchedumbre de su grandeza. Alabadle a son de bocina; Alabadle con salterio y arpa. Alabadle con pandero y danza; Alabadle con cuerdas y flautas. Alabadle con címbalos resonantes; Alabadle con címbalos de júbilo. Todo lo que respira alabe a JAH. Aleluya.” — Salmos‬ ‭150:1-6‬ ‭


     Creo que ningún libro ejemplifica mejor el espíritu de alabanza y adoración que Salmos. Contiene más expresiones de alabanza que cualquier otro libro de la Biblia. Obviamente, Dios quiere las alabanzas de su pueblo.

     Dios nos dice que le demos gracia en todo (l Ts 5.18), incluso cuando algo ejerza mucha presión contra nuestras almas. Tal vez no entendamos lo que nos sucede y es muy posible que nunca lo entendamos, pero la voluntad de Dios en cada circunstancia es que le alabemos y le demos gracias.

     Pero, ¿por qué? La razón es que la alabanza es el medio más claro y directo por el cual usted declara su dependencia de Dios. Es una ratificación de su confianza en Èl en medio de las tinieblas más densas. Es una confesión de su lealtad y devoción a Aquel que fue crucificado por usted y a quien usted está unido eternamente.

     Considere algunos beneficios específicos que derivamos de alabar al Señor: 
     1) La alabanza magnifica a Dios: La alabanza pone nuestro enfoque en Dios, no en nuestros problemas. El poder, la presencia y la capacidad de Dios transforman nuestra manera de pensar. 

     2) La alabanza nos hace humildes: Cuando adoramos a Dios, adquirimos una perspectiva correcta de nosotros mismos. La alabanza desinfla el orgullo y el ego. Ganamos una imagen personal saludable, basada en la perspectiva que Dios tiene de nosotros. Al quitarnos el orgullo, la alabanza nos fortalece contra la tentación.

     3) La alabanza revela nuestra devoción a Dios: Si yo amo a Cristo, voy a alabarlo. Si El ocupa el primer lugar en mi vida, voy a honrarlo con adoración y acción de gracias. 

     4) La alabanza nos motiva a vivir en santidad: La alabanza abre nuestros corazones para que vivamos como Dios lo desea, santos y apartados para Èl, para que hagamos su voluntad por encima de la nuestra, y queramos ser más como Èl por encima de cualquier otra persona. Cuanto más lo adoramos, más semejantes seremos a Èl.

     5) La alabanza aumenta nuestro gozo: El gozo es el compañero constante de la alabanza. Si nos sentimos deprimidos o desanimados, alabar a Dios nos traerá gozo prontamente. 

     6) La alabanza establece nuestra fe: Cuantomás grande veamos a nuestro Dios, más pequeños veremos nuestros problemas. 

     7) La alabanza eleva nuestras emociones: Las preocupaciones, los temores y las dudas no pueden sobrevivir por mucho tiempo en una atmósfera de alabanza. 

     Si quiere ver una diferencia en su relación con Cristo y su andar con Èl, empiece a alabarlo hoy mismo. No deje de hacerlo, así se sienta inclinado a rendirse. Comprométase a una vida de alabanza y compañerismo con Jesús, y experimente la plenitud de lo que la palabra «gozo» significa para Dios. 

Principio de vida:

«Nuestra intimidad con Dios, que es su prioridad para nosotros, determina el impacto que causen nuestras vidas».

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s