Las Siete Marcas de un Falso Maestro

  Falso Maestro

7 Marcas de un Falso Maestro

Por Tim Challies

Publicado en español por: Evangelio.Wordpress   También puede verlo en inglés, aquí.

Nadie enriquece el infierno más que los falsos maestros. Nadie encuentra más gozo en atraer a la gente lejos de la verdad y conduciéndolos al error. Los falsos maestros han estado presentes en todas las épocas de la historia humana, siempre han sido una plaga, y siempre han estado en el negocio de proporcionar la verdad falsificada. Si bien las circunstancias pueden cambiar, sus métodos siguen siendo consistentes.

Aquí hay siete marcas de los falsos maestros.

  

clip_image003Los falsos maestros son complacientes del hombre. Lo que ellos enseñan es para complacer a los oídos más que beneficiar al corazón. Ellos cosquillean a los oídos de sus seguidores con la adulación y al mismo tiempo tratan a las cosas sagradas con ingenio y descuido en lugar de temor y reverencia. Esto contrasta notablemente con un verdadero maestro de la Palabra que sabe que él es responsable ante Dios y que por lo tanto esta mucho más ansioso por agradar a Dios que a los hombres. Como Pablo diría: “sino que así como hemos sido aprobados por Dios para que se nos confiara el evangelio, así hablamos, no como agradando a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazones.” (1 Tes. 2:04).

clip_image004Los falsos maestros ahorran sus críticas más duras para los más fieles servidores de Dios. Los falsos maestros critican a los que enseñan la verdad y ahorran su crítica más aguda para aquellos que sostienen más firmemente lo que es verdad. Esto lo vemos en muchos lugares de la Biblia, por ejemplo, cuando Coré y sus amigos se levantaron contra Moisés y Aarón (Números 16:3) y al ministerio de Pablo fue amenazado y socavado por los críticos que dijeron que, si bien sus palabras eran fuertes, él mismo era débil y poco importante (2 Cor. 10:10). Lo vemos sobre todo en los ataques viciosos de las autoridades religiosas en contra de Jesús. Los falsos maestros siguen reprendiendo y menospreciando a los fieles siervos de Dios hoy en día. Sin embargo, como Agustín declaró: “El que tiene voluntad de mi buen nombre, de mala gana se suma a la recompensa.”

clip_image005Los falsos maestros enseñan su propia sabiduría y visión. Esto fue cierto en los días de Jeremías cuando Dios decía: “Entonces el Señor me dijo: Mentira profetizan los profetas en mi nombre. Yo no los he enviado, ni les he dado órdenes, ni les he hablado; visión falsa, adivinación, vanidad y engaño de sus corazones ellos os profetizan.” (Jer. 14:14). Y hoy, también, los falsos maestros enseñan la locura de meros hombres en lugar de enseñar la sabiduría más profunda y rica de Dios. Pablo sabía “Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos” (2 Tim. 4:3).

clip_image006Los falsos maestros se pierden lo que es de vital importancia y se centran en los pequeños detalles. Jesús diagnostica esta misma tendencia en los falsos maestros de su época, advirtiéndoles: “¡¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque pagáis el diezmo de la menta, del eneldo y del comino, y habéis descuidado los preceptos de más peso de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad; y éstas son las cosas que debíais haber hecho, sin descuidar aquéllas.” (Mateo 23:23). Los falsos maestros hacen mucho hincapié en su adhesión a los mandamientos más pequeños incluso ignoran los mayores. Pablo advirtió a Timoteo de quien “está envanecido y nada entiende, sino que tiene un interés morboso en discusiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, y constantes rencillas entre hombres de mente depravada, que están privados de la verdad, que suponen que la piedad es un medio de ganancia.” ( 1 Tim. 6:4-5 ).

clip_image007Los falsos maestros ocultan su falsa doctrina detrás de su elocuente discurso y lo que parece ser una lógica impresionante. Al igual que una prostituta se pinta y se perfuma a sí misma con una apariencia más atractiva y más seductora, el falso maestro oculta sus blasfemias y doctrina peligrosa detrás de argumentos poderosos y el uso del lenguaje elocuente. Él ofrece a sus oyentes el equivalente espiritual de una píldora venenosa recubierta de oro, aunque pueda parecer hermosa y valiosa, sigue siendo mortal.

clip_image008Los falsos maestros están más preocupados por ganar a otros con sus opiniones que en ayudar y mejorarlos. Este fue otro de los diagnósticos de Jesús mientras consideraba los líderes religiosos de su tiempo. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque recorréis el mar y la tierra para hacer un prosélito, y cuando llega a serlo, lo hacéis hijo del infierno[a] dos veces más que vosotros.” (Mateo 23:15). Los falsos maestros no están en última instancia, en el negocio de mejorar la vida y la salvación de las almas, sino de convencer a las mentes y los seguidores ganadores.

clip_image009Los falsos maestros explotan a sus seguidores. Pedro advierte de este peligro, diciendo: “Pero se levantaron falsos profetas entre el pueblo, así como habrá también falsos maestros entre vosotros, los cuales encubiertamente introducirán herejías destructoras, negando incluso al Señor que los compró, trayendo sobre sí una destrucción repentina. Muchos seguirán su sensualidad, y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado; y en su avaricia os explotarán con palabras falsas. El juicio de ellos, desde hace mucho tiempo no está ocioso, ni su perdición dormida.” (2 Pedro 2:1-3). Los falsos maestros aprovechan aquellos que los siguen porque son codiciosos y desean de las riquezas de este mundo. Siendo esto cierto, siempre se dedican a enseñar los principios de la carne. Los falsos maestros se preocupan por sus bienes, no de su bien, quieren servirse a sí mismos más que salvar a los perdidos, se contentan en que Satanás tenga su alma con tal de que puedan obtener sus cosas.

Inspirado por Shai Linne y el Apéndice II de Remedios Preciosos de Contra las Artimañas de Satanás de Thomas Brooks

Advertisements

One thought on “Las Siete Marcas de un Falso Maestro

  1. Norma Angélica Ferreira Olvera

    EXCELENTE….SENCILLAMENTE LLENO DE LA SANTIDAD QUE NUESTRO PADRE CELESTIAL NOS PIDE PASO A PASO EN NUESTRO CAMINAR.
    GRACIAS POR ESTAS REFLEXIONES, QUE A VECES AUNQUE LAS PENSEMOS, NECESITAMOS QUE ALGUIEN LES DE FORMA Y LAS ENFATICE.YHWH LES SIGA BENDICIENDO.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s