Fe y Obras

2015/01/img_2549-0.jpg

Fe y Obras
Por: Mike DeVine

Siempre que «fe» se pone al lado de «obras» evoca los conflictos teológicos que conformaron la Reforma del siglo XVI. Hasta hoy, dichos conflictos siguen explicando en su mayor parte la división de la Iglesia Occidental entre católicos romanos y protestantes. El redescubrimiento de Martín Lutero del mensaje del evangelio incluyó la recuperación del énfasis del apóstol Pablo en que «por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él [Dios]…» (Ro. 3:20). Y que, en cambio, «… por gracia [somos] salvos por medio de la fe; y esto no de [nosotros], pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe» (‭Efesios‬ ‭2‬:‭8-9‬). Continue reading “Fe y Obras”

Seis armas imprescindibles en la batalla espiritual

Seis armas imprescindibles en la batalla espiritual
Por: Charles Stanley

¿Cómo me preparo para la batalla espiritual?

Textos: Efesios 6:11; 6:13-18

Empezamos cada día vistiéndonos apropiadamente según el clima o la ocasión. Sin embargo, muchos creyentes salen de sus casas desprevenidos, porque no se visten adecuadamente para el combate espiritual. Por lo tanto, nuestra primera oración antes de levantarnos debería incluir una aplicación gradual, paso a paso, de toda la armadura de Dios.
Continue reading “Seis armas imprescindibles en la batalla espiritual”

Adrian Rogers: Mantén La Fe #Frases

adrian-cd.jpgESCRITURA:
“Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8).

TESORO BÍBLICO:
El pastor Rogers testificó: “Creo con todo mi corazón que el llamado a los creyentes a mantener la fe debe ser proclamado hoy más claramente que nunca.” Continue reading “Adrian Rogers: Mantén La Fe #Frases”

Justin Peters – El titiritero diabólico del movimiento de la palabra de fe [Video]

5256.justin-petersConferencia ‘Strange Fire’, sesión 10.
Exposición de los principales errores doctrinales del movimiento de la palabra de fe, evangelio de la prosperidad y sus consecuencias teológicas y prácticas en el cristianismo.
Por favor, activar los subtítulos con el CC de Youtube. Continue reading “Justin Peters – El titiritero diabólico del movimiento de la palabra de fe [Video]”

Charles Spurgeon y la perseverancia en la oración

«Si vamos a prevalecer, debemos persistir; debemos continuar incesante y constantemente, y no poner pausas a nuestra oración hasta OBTENER la misericordia lo más posible. “Los hombres siempre deberían orar”. Semana tras semana, mes tras mes, año tras año; la conversión de ese hijo querido debe ser la principal súplica del padre. Presentar en oración a ese esposo inconverso es confiar de corazón, por parte de la esposa, de noche y de día hasta que lo logre; ella no debe usar 10 o 20 años de oración infructuosa como motivo para dejar de orar; no debe imponerle a Dios ni tiempos ni temporadas, pero mientras haya vida en ella y vida en el objeto querido de su solicitud, debe continuar rogándole al poderoso Dios de Jacob. El pastor no debe buscar una bendición para su gente ocasionalmente, y luego de recibir cierta medida desistir de interceder más, sino que debe continuar con vehemencia y sin pausa, sin contener sus energías, clamando en voz alta sin detenerse hasta que las ventanas del cielo se abran y se otorgue una bendición demasiado grande para contener. Pero, hermanos, ¡cuántas veces le pedimos a Dios, y no recibimos porque no esperamos lo suficiente en la puerta: Tocamos una o dos veces la puerta de la misericordia, y como no abre la puerta un mensajero amistoso, nos vamos por nuestro lado. Demasiadas oraciones son como los golpes desenfrenados que dan los niños en las puertas y luego cuando se abre la puerta, el niño ya se ha ido. Oh, por gracia permanezca cara a cara con el ángel de Dios, y nunca, nunca, nunca, suelte el agarre; sintiendo que la causa que abogamos es una en la cual debemos tener éxito puesto que almas dependen de ello, la gloria de Dios está conectada a ello, la condición de nuestro prójimo está en peligro. Si pudiéramos entregar en oración nuestra propia vida y las de aquellos que más queremos, lo haríamos; sin embargo no podemos entregar las almas de los hombres, debemos instar y rogar una y otra vez hasta obtener la respuesta.»

20131117-172102.jpg