Inerrantes Te贸ricos | .@tomascol 馃敟

Inerrantes Te贸ricos

Infalibles te贸ricos
Tom Ascol

Publicado originalmente en ingl茅s por: Founders | TOM ASCOL

Una de mis crecientes preocupaciones sobre el cristianismo estadounidense (y me incluyo a m铆 mismo y a la congregaci贸n a la que sirvo en este an谩lisis) es que hemos sido bendecidos con un f谩cil acceso a la Biblia durante tanto tiempo y hemos visto la reafirmaci贸n de su plena autoridad tan audazmente declarada por muchos de nuestros pastores, iglesias e instituciones que hemos hecho la afirmaci贸n de su inerrancia casi sin sentido. No estoy diciendo que la afirmaci贸n a voz en cuello de la inerrancia b铆blica no sea importante. Por el contrario, he defendido eso mismo en el llamado “resurgimiento conservador” en la Convenci贸n Bautista del Sur durante las dos 煤ltimas d茅cadas del siglo XX.

Me matricul茅 en el Southwestern Baptist Theological Seminary en mayo de 1979, despu茅s de haber sido convencido por un miembro prominente de esa facultad de que la inerrancia era, en el mejor de los casos, poco importante, y de que los “fundamentalistas” estaban asaltando los muros con la intenci贸n de despedir a todo el profesorado de Southwestern y convertirlo en una universidad b铆blica rezagada que s贸lo pretend铆a adoctrinar y no educar.

As铆 que me present茅 a mi primera clase cargado de garant铆as para mis profesores de que llevar铆a a mi iglesia y a nuestros diez mensajeros a Houston en unas pocas semanas y votar铆a en contra de ese “joven de Memphis” (Adrian Rogers) que quer铆a despedirlos. Por la gracia de Dios, mi primera clase fue un estudio de la historia de la iglesia con Tom Nettles. Al principio del trimestre le ofrec铆 mi tranquilidad en su oficina. Lade贸 la cabeza, puso una mirada de consternaci贸n en su rostro y me pregunt贸: “驴Con qui茅n has estado hablando?” Cuando le dije y le expliqu茅 c贸mo entend铆 la situaci贸n en el SBC, se levant贸 de su escritorio, camin贸 hacia su puerta y la cerr贸. El momento en que volvi贸 a sentarse marc贸 el comienzo de mi verdadera educaci贸n teol贸gica.

Mientras lidiaba con la naturaleza de la Escritura, su autoridad, poder y suficiencia, y las implicaciones para mi vida y ministerio, mi mundo se sacudi贸. Hab铆a sido criado por una madre piadosa que ense帽贸 a sus hijos a creer en la Biblia, pero nunca hab铆a pensado profundamente en la naturaleza y las implicaciones de la revelaci贸n divina. Mientras lo hac铆a, me encontr茅 llegando a ver los testimonios simples y claros de la Escritura sobre s铆 misma, como Pablo hace en 2 Timoteo 3:16-17,

Toda la Escritura es exhalada por Dios y 煤til para ense帽ar, para reprender, para corregir y para entrenar en justicia, para que el hombre de Dios sea completo, equipado para toda buena obra.

Una vez convencido, hice todo lo posible para competir por esta doctrina y prestar mi peque帽a voz a aquellos que llaman a la SBC de vuelta a una afirmaci贸n que no se averg眉ence de la infalibilidad b铆blica. Lo hice porque creo que es verdadero y de vital importancia para un cristianismo saludable. En consecuencia, me alegr茅 de ver que la SBC se volvi贸 de tal manera que ahora todos los presidentes de seminario, jefes de entidad, profesores de seminario y l铆deres denominacionales afirman sin avergonzarse la inerrancia. De hecho, ning煤n pastor o l铆der Bautista del Sur que se respete a s铆 mismo se atrever铆a a negarla.

Sin embargo, en los 煤ltimos a帽os he llegado a una conclusi贸n triste, pero inevitable. Cuando muchos l铆deres y pastores bautistas del sur de hoy afirman la inerrancia b铆blica en teor铆a, pero no en la pr谩ctica. Es decir, har谩n la afirmaci贸n, firmar谩n la Fe y el Mensaje Bautistas, el Resumen de Principios o la Declaraci贸n de Chicago sobre la inerrancia sin dudarlo ni reservas mentales y luego seguir谩n pensando y viviendo de maneras que son contrarias a la Palabra.

Son inerrantes te贸ricos.

驴Qu茅 quiero decir? Quiero decir que el esp铆ritu de la 茅poca evang茅lica e inerrantista en la que vivimos se caracteriza cada vez m谩s por la satisfacci贸n de las afirmaciones verbales y las firmas en los documentos, m谩s que por las vidas vividas en humilde sumisi贸n y conformidad con las Escrituras.

驴De qu茅 sirve una Biblia inerrante si uno se niega a leerla y prestarle atenci贸n? 驴A qui茅n le importa que una persona haya firmado diez mil afirmaciones de inerrancia y ortodoxia si no procura ordenar su vida de acuerdo con la clara ense帽anza de las Escrituras?

驴Qu茅 diferencia hace su afirmaci贸n de inerrancia si

  • respaldas una conferencia que promueve el “Cristianismo gay”
  • traes entretenimiento imp铆o a tus servicios de adoraci贸n reunida al Dios Trino
  • encubre el abuso de v铆ctimas en su iglesia o instituci贸n
  • te contentas con tener a la mitad o m谩s de los miembros de tu iglesia ni siquiera asistiendo a la adoraci贸n reunida
  • te niegas a guiar a tu iglesia a obedecer las palabras de Jes煤s en Mateo 18:15-18
  • te niegas a arrepentirte honesta y directamente por el pecado y eliges m谩s bien ofrecer disculpas o excusas a medias que intentan nublar o mitigar tu ofensa
  • dudas o incluso te niegas a llamar al pecado lo que la Biblia llama pecado
  • abogas como justicia lo que la Biblia no llama justo
  • te empapas de ideolog铆as que no est谩n de acuerdo con Cristo en lugar de exponerlas y luchar contra ellas
  • te niegas a abrazar tu papel dado por Dios en la familia, la iglesia y el estado

La inerrancia te贸rica est谩 matando a la iglesia en Am茅rica. Se est谩 extendiendo como un c谩ncer en fase 4. S贸lo Dios puede detenerla. Si lo hace, ser谩 a trav茅s de la predicaci贸n y la ense帽anza de Su Palabra con el poder del Esp铆ritu. Si lo hace, habr谩 un profundo arrepentimiento entre los pastores, los l铆deres y las iglesias, donde se confesar谩 el pecado, se dar谩 una nueva determinaci贸n y se adoptar谩n nuevos patrones de vida y de ministerio.

En 1958, J. I. Packer escribi贸 “El Fundamentalismo” y la Palabra de Dios para defender la autoridad b谩sica de las Escrituras frente a quienes sosten铆an que los “Fundamentalistas” estaban equivocados en su enfoque del tema. Lo que escribi贸 entonces no podr铆a ser m谩s importante y relevante para los evang茅licos de hoy.

Tenemos que elegir si aceptaremos la doctrina b铆blica de las Escrituras tal como est谩 o nos permitiremos remodelarla de acuerdo con nuestra imaginaci贸n. Tenemos que elegir si abrazar el enga帽o de que las criaturas humanas son competentes para juzgar y encontrar fallas en las palabras de su Creador o si reconocer esta idea por la blasfemia que es y dejarla. Tenemos que decidir si llevar a cabo nuestro arrepentimiento en el nivel intelectual o si a煤n apreciaremos nuestro anhelo pecaminoso de una vida de pensamiento libre del gobierno de Dios. Tenemos que decidir si decimos que creemos en la Biblia y lo decimos en serio o si lo decimos y buscamos formas de decirlo sin tener que aceptar todas las consecuencias.

Si la mente humana se configura como la medida y prueba de la verdad, r谩pidamente sustituir谩 al Creador incomprensible del hombre por un 铆dolo comprensible modelado a la imagen del propio hombre; el hombre quiere un dios que pueda manejar y con el que se sienta c贸modo e inevitablemente inventar谩 uno si se le permite. Olvidar谩 (porque no puede comprender) el abismo infinito que separa al Creador de sus criaturas y se imaginar谩 a s铆 mismo como un dios completamente involucrado en este mundo y completamente comprensible (en principio, al menos) por el intelecto especulativo. No fue un accidente, sino un desarrollo natural, lo que hizo que la teolog铆a liberal del siglo XIX fuera tan fuertemente pante铆sta. Una vez que las personas invierten la relaci贸n adecuada entre las Escrituras y su propio pensamiento y comienzan a juzgar las declaraciones b铆blicas sobre Dios por sus ideas privadas acerca de Dios, en lugar de viceversa, su conocimiento del Creador est谩 en eminente peligro de perecer y con 茅l toda la idea de la religi贸n sobrenatural.

Lea esa 煤ltima frase de nuevo. Despacio. Haci茅ndose eco de Packer les digo a mis compa帽eros infalibles: Hoy tambi茅n debemos elegir. Y no tenemos mucho tiempo para hacerlo.


Siga a Tom Ascol:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s