Los Salvos y los malvados | #JohnMacArthur #Parábolas

   

 Una breve conclusión de la Parábola del fariseo y el publicano [Ver Lucas 18:9-14]

   Nuestro Señor termina esta magnifica historia con un simple proverbio «Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido» [Lucas 18:14]. La palabra enaltecido en este contexto es sinónima de justificación. El que se humille a sí mismo en fe arrepentida obtendrá justicia. 

   En sentido estricto, solo Dios es verdaderamente exaltado y por lo tanto, solo Dios puede exaltar a los hombres, Él hace esto al conferirles la justicia perfecta de Cristo. Así que la exaltación aquí incluye la salvación del pecado y la condenación, la reconciliación con Dios, la plena justificación y membresía en el reino eterno de Cristo. 

   Todos los esfuerzos para lograrlo por su cuenta le dejarán humillado. Así que «cualquiera que se enaltece», es decir, aquellos que piensan que pueden salvarse a sí mismos, adquirir justicia propia o méritos con Dios por sus propias obras, «será humillado». Será «humillado» en el sentido más severo de esta palabra: aplastado bajo el juicio divino, sufriendo pérdida eterna y castigo eterno. El camino de la exaltación propia siempre termina en el juicio eterno, porque «Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes» (l Pedro 5.5; Santiago 4.6).                                                                     

   Para decirlo de otra manera: los malvados piensan que son buenos. Los salvos saben que son malos. Los malvados creen que el reino de Dios es para los que son dignos de ellos. Los salvos saben que el reino de Dios es para aquellos que se dan cuenta de lo indigno que son. Los malvados creen que la vida eterna se gana. Los salvos saben que es un regalo. Los malvados buscan el elogio de Dios. Los salvos buscan su perdón.

    Y Él concede el perdón mediante la obra de Cristo. «Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe» (Efesios 2.8-9).

También puede interesarte: Fariseo Petulante

John MacArthur | #Parábolas (páginas 125-126)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s