Diez características de un GRAN preocupado

Diez características de un GRAN preocupado

¿Es la preocupación un problema en su vida?  El Dr. Hallowell dice que puede serlo si usted presenta las siguientes señales:

  1.  Pasa mucho más tiempo preocupándose innecesariamente que otras personas que conoce.
  2. La gente que lo rodea comenta cuanto se preocupa usted por cualquier cosa.
  3. Siente que no preocuparse es mala suerte o “tentar al destino”.
  4. La preocupación interfiere con su trabajo: pierde oportunidades, no toma decisiones o rinde menos de lo que sería su nivel óptimo.
  5. La preocupación interfiere con sus relaciones mas cercanas: su conyugue o sus amigos suelen quejarse porque sus preocupaciones las molestan o les quitan energía.
  6. Sabe que muchas de sus preocupaciones son irreales o exageradas, pero no puede controlarlas.
  7. Algunas veces se siente abrumado por las preocupaciones y hasta experimenta síntomas físicos, como palpitaciones, respiración entrecortada, falta de aliento, mareos, temblores o sudor.
  8. Siente la necesidad crónica de reasegurarse, aunque todo esté bien.
  9. Siente un temor exagerado por ciertas situaciones que otras personas parecen manejar sin problemas.
  10. Sus padres o abuelos eran preocupados crónicos, o sufrían de un desorden de ansiedad.

Examíname, Oh Dios, y conoce mi corazón: pruébame y conoce mis pensamientos: y ve si hay en mi camino de perversidad y guíame en el camino eterno.  (Salmos 139:23-24)

Datos acerca de la preocupación:

Se dice que la preocupación es como una mecedora: nos mantiene ocupados, pero no nos lleva a ninguna parte. Una estadística muy interesante señala que, en el 70% de los casos, no hay nada que podemos hacer respecto de lo que nos preocupa. De lo que nos preocupa:

-El 40% son cosas que nunca llegan a suceder

-El 30% se refiere al pasado, que ya no podemos cambiar.

-El 12% está relacionado con las criticas de los demás (en su mayor parte, infundadas).

-El 10% se refiere a la salud, que empeora cuando estamos bajo estrés.

-El 8% se refiere a problemas reales que pueden ser solucionados.

Cuando realmente lo estudiamos de cerca, vemos que preocuparnos es una pérdida de tiempo. Pero es más que eso. La preocupación no solo ex inútil: es mala para nosotros.

El Señor irá delante de ti; El estará contigo, no te dejará ni te desamparará; no temas ni te acobardes. (Deuteronomio 31:8 LBLA)

Johanna Weaver [Cómo tener un corazón de María en un mundo de Marta]

5 comments

  1. EXELENTE, LOS FELICITO POR SU ARTICULO. DE GRAN AYUDA SABLER O RECORDAR ESTO. PORQUE DE LO CONTRARIO…HASTA NOS PREOCUPAMOS PORQUE NO TENEMOS DE QUE PREOCUPARNOS….AY!! NOSOTROS.

    DIOS NOS ENVIA MENSAJES DE AUXILIO MERO EN EL MOMENTO NECESARIO. DIOS LES BENDIGA.

  2. Hola esta muy bien este articulo pero yo tengo una duda razonable , y es la siguiente , en 1 de Corintios 1 :25 , en la version Reina Valera ó en la version Dios habla hoy , nos habla de preocuparnos unos de los otros , como miembros de un mismo cuderpo , esta claroque no esta hablando de la misma preocupacion que hay en el mundo , pero yo como Cristiano , como Pastor , como Cabeza de mi familia , como Atalaya , entiendo que tengo que tener una cierta preocupacion , Espiritual y basada en la confianza en Dios , pero sabiendo que hoy en dia , o mejor dicho como siempre , estamos en Guerra y cada vez hay mas ataques incluso a la Iglesia y en la Iglesia , falsas doctrinas , falsos pastores , y obreros fraudulentos . a mi me preocupa la situacion de las Almas , Gracias.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s