Ricardo Valadéz: Resistiendo la Seducción de un mundo Caído [ Sermón #1] [Video]

Altamente recomendado

Estudiando la Epístola de Primera de Juan
Pastor: Ricardo Valadéz
Sermón: Resistiendo la Seducción de un mundo Caído
(Serie- Sermón #1)
Texto: 1 Juan 2:15-17

Intro. 
En 2:15–17 Juan cambia temas de la seguridad de la relación que los hijos de Dios tienen a cómo van a ser tratados en el mundo que los odia y se opone a Dios.
“Deseos” 
Deseo es una parte básica de la vida, ni buena ni mala en sí misma. La cuestión moral importante es cómo uno responde a sus deseos. Es posible que les permitirá controlar la conducta, o controlar los deseos y utilizarlos para los propósitos de Dios.

“Los deseos de la carne” = 

Los desordenados que emplean la carne para satisfacerse. El cuerpo físico en sí no es malo. Pero el hombre interior depravado emplea mal el cuerpo físico (Romanos 1:25,26, por ejemplo), y por eso se llaman “de la carne”, o carnales, tales actividades.

“y la vanagloria de la vida,” = 
la que pertenece a la presente vida física. Es la falsa seguridad del hombre de que por su propia fuerza, e independiente de Dios y de los demás, puede sostenerse y alcanzar sus metas. A la vez menosprecia las leyes divinas y los derechos humanos. La jactancia y el orgullo se dejan ver aquí. Santiago 4:16.

“los deseos de los ojos,” = 

los desordenados que emplean la vista para satisfacerse. Dodd toma nota de que el deseo de los ojos puede ser entendido como “la tendencia a ser cautivados por el espectáculo hacia el exterior de las cosas, sin preguntar a sus valores reales”. Esta visión corta al corazón del problema en que todas estas tentaciones del mundo centran en disfrute en el presente sin un análisis o comprensión de las consecuencias futuras. Cómo una acción o su valor, se compara con el valor de las cosas eternas que viene de Dios siempre debe ser incluido en las ecuaciones de la vida.

Conclusión:

Eva fue tentada por estas tres “cosas del mundo” (Génesis 3:6).
Dios y el mundo son dos términos completamente opuestos. Son inflexibles, pues el uno no se rinde
al otro. Entre ellos no puede haber reconciliación.

 

Fuente: BrooksideHispano

One comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s