John MacArthur: ¿Un Jesús intolerante?

En palabras sencillas, Jesús nunca adoptó el enfoque irónico con herejes o hipócritas flagrantes. Él nunca hizo el tipo de llamamientos amigables en los que los evangélicos contemporáneos típicamente insisten que son necesarios antes de advertir a otros sobre los peligros del error de un falso maestro.  Aun cuando El trataba con las figuras religiosas más respetadas en la tierra, se enfrentó a sus errores audaz y directamente a veces hasta poniéndolos en ridículo. Él no era “amable” con ellos según ningún estándar postmoderno. No les hizo ninguna pretensión de cortesía académica; no los invitó a dialogar en privado con El sobre sus diferentes puntos de vistas; no expresó cuidadosamente sus críticas en términos vagos y totalmente impersonales a fin de que no resultasen heridos los sentimientos de nadie; no hizo nada por moderar el reproche de quienes les censuraban ni por minimizar la vergüenza publica de los fariseos. El expresó su desaprobación de la religión de ellos tan clara y marcadamente como lo era posible cada vez que los mencionaba. El no parecía ser movido en lo más mínimo por la frustración de ellos ante su franqueza.  Sabiendo que ellos buscaban razones para que Él les ofendiese, con frecuencia hacía y decía precisamente las cosas las cosas que él sabía que más eles ofendería. 

Es significativo, sin duda alguna en el trato del error religioso sea tan marcadamente distinto de los métodos de los que la mayoría de las personas está a favor en la iglesia actualmente. Es bastante difícil imaginar que el trato de Jesús a los fariseos obtuviera un comentario positivo en las páginas de la revista “Christianity Today”.  ¿Y realmente hay alguien que crea que el polémico estilo de Él obtendría la adoración del académico evangélico promedio?

El modo en que Jesús trataba a sus adversarios es, de hecho, una grave reprimenda a la iglesia de nuestra generación.  Necesitamos prestar mayor atención al modo en que Jesús trató a los fariseos maestros, lo que Él pensaba del error religioso, cómo defendió Él la verdad, a quién elogió y a quien condenó; y lo poco que Él realmente encajó en el estereotipo de agradable que con tanta frecuencia se le impone en la actualidad.

Además, su actitud hacia la falsa doctrina debería ser también la nuestra. No podemos querer agradar a los hombres y ser siervos de Cristo al mismo tiempo.

Esa es la tesis de este libro. Vamos a avanzar cronológicamente por los relatos del Evangelio sobre cómo manejó Jesús a la élite religiosa de Israel. Veremos cómo hablaba a individuos, como respondía a la oposición organizada, cómo predicaba a multitudes, y lo que ensenó a sus propios discípulos. La lección practica con respecto a cómo deberíamos conducirnos en presencia de la falsa religión es coherente todo el tiempo: No hay que jugar con las corrupciones de la verdad bíblica vital, y el pueblo de Dios no ha de tratar benignamente a quienes propagan evangelios diferentes. Por el contrario, debemos adoptar el mismo enfoque hacia la falsa doctrina que Jesús adoptó: refutando el error, oponiéndose a quienes difundían el error, y contendiendo ardientemente por la fe.

El Jesús que no puedes ignorar [John MacArthur]

Editado y publicado por: Lumbrera.Wordpress.com [7/27/2011]

Archivos contextual que pudiera ser de su interés:

¿Fue Jesús siempre “amable”?

Otras entradas en la misma categoría: John MacArthur, pulsando aquí mismo.

4 comments

  1. I totally agree with you. That’s why Jesus said in Revelation 3: 15-16:
    I know what you have done; I know that you are neither cold not hot. How I wish you were either one or the other. But because you are lukewarm, neither hot nor cold, I am going to spit you out of my mouth.
    And what about Jeremiah 6: 13…29. we have to stand in the ways, and see , and ask for the old paths, where is the good way and not to heal the hurt of God’s children slightly, saying: Peace, peace; when there is no peace.

    The Lord Bless you every single day.

  2. ¡Mágnifico!Lo voy a compartir con todos los que pueda.
    Siempre he pensado lo mismo; debemos defender con todo la …”fe una vez dada a los santos.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s