Nancy Leigh DeMoss: La Mujer contra cultural: La Recompensa

Lo que más sobresale es que esta mujer se concentra totalmente en las necesidades de los demás. Es una persona dadivosa. Es una sierva. Es una mujer que ama. Pero hay momentos en que nos preguntamos en la parte más profunda de nuestros corazones: «¿Y yo gano algo con eso? ¿Cuál es la recompensa? ¿Cuál es el beneficio?»

Si trabajaras fuera de casa, te pagarían todas las semanas o cada dos semanas o una vez al mes o como sea. Trabajas y luego ves la recompensa por tu trabajo, y la ves bastante rápido. Quizás hasta la recibas antes de que llegue el sueldo porque tu jefe te podría decir: «Gracias, hiciste un buen trabajo,» o «Aprecio lo que has hecho». Pero luego te vas a casa y trabajas y es posible que pase mucho tiempo sin recibir el sueldo, la recompensa, el beneficio. Ahora, en un mundo perfecto, si fuéramos mujeres realmente virtuosas, no nos importaría el sueldo. ¿Verdad? Sólo serviríamos a los demás porque nos encanta servir. Amamos a Dios. Amamos a la gente. Ese es el tipo de corazón que deseamos tener. Pero me alegra mucho saber que las Escrituras nos dicen que vamos a recibir un pago por nuestra labor. Hay una recompensa. Hay un beneficio. Recibiremos bendición si nos comprometemos a vivir nuestras vidas a la manera de Dios.

Por: Nancy Leigh DeMoss

Voz y traducción al español: Patricia Saladín

Audio:
radioeternidad.org/

Para otros recursos de Nancy Leigh Demoss

lumbrera.wordpress.com/​?s=nancy+leigh+demoss

PODCAST-VIDEO: Lumbrera.Wordpress.com

Vimeo

Youtube/lumbrera

2 comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s