Paul Washer: El verdedadero dolor de la cruz [videos]

¿Qué otra cosa aprendemos de esta lección? Es esto: vean el tratamiento del hombre hacia Cristo. Le han escupido, han gritado: “¡Crucifícale, crucifícale!” Le clavaron en la cruz, se burlaron de Sus agonías, y está muerto; pero la malicia del hombre no está saciada todavía. El último acto del hombre hacia Cristo debe ser traspasarlo de lado a lado. Esa cruel herida era la concentración del maltrato hacia Jesús. Su experiencia en manos de nuestra raza se resume en el hecho que ellos traspasaron Su corazón. Eso es lo que los hombres han hecho a Cristo: le han despreciado y rechazado de tal manera que Él muere con Su corazón traspasado.

¡Oh, la depravación de nuestra naturaleza! Algunos dudan que sea una depravación total. Merece un peor adjetivo que ése. No hay palabra en el lenguaje humano que pueda expresar el veneno de la enemistad del hombre hacia su Dios y Salvador: lo heriría mortalmente si pudiera. No esperen que los hombres amen a Cristo, ni a ustedes tampoco, si son semejantes a Él. No esperen que Jesús encuentre habitación para Él en la posada, ni mucho menos que sea colocado en el trono por hombres culpables, no regenerados. ¡Oh, no! Aun estando muerto ellos tienen que insultar su cadáver atravesándole una lanza. Un soldado lo hizo, pero estaba expresando el sentimiento de la época. Esto es lo que el mundo de pecadores hizo a Quien vino al mundo para salvarlo.

Ahora, a continuación aprendamos, lo que Jesús hizo por los hombres. Amados, ese himno que acabamos de escuchar, contiene una dulce expresión:

“Aun después de muerto Su corazón
Derramó Su tributo por nosotros.”

En Su vida, Él se desangró por nosotros: gota a gota el sudor sangriento cayó al suelo. Luego, los crueles flagelos hicieron brotar abundantes gotas de color púrpura; pero como un poco de sangre de vida permanecía cerca de Su corazón, la derramó toda antes de partir. Es una expresión materialista, pero hay algo más en ella que un simple sentimiento: digo que permanece entre la sustancia de este globo una sagrada reliquia del Señor Jesús en forma de sangre y agua. Puesto que ningún átomo de materia perece jamás, la materia permanece en la tierra aun ahora. Su cuerpo se ha ido a la gloria, pero la sangre y el agua quedaron aquí. Veo mucho más en este hecho de lo que intentaré decir.

¡Oh mundo, el Cristo te ha marcado con Su sangre y tiene la intención de poseerte! Sangre y agua del corazón del propio Hijo de Dios se han derramado sobre este planeta oscuro y manchado, y así Jesús lo ha sellado como algo propio, y como tal, debe ser transformado en un nuevo cielo y una nueva tierra, en los que habita la justicia.

Nuestro amado Señor, después que nos hubo dado todo lo que tenía, renunciando a Su vida por nosotros, se deshizo del torrente inapreciable que brotó de la fuente de Su corazón: “al instante salió sangre y agua.” ¡Oh, la bondad del corazón de Cristo, que no sólo devolvió un beso por un golpe, sino que entregó torrentes de vida y salvación por la herida de la lanza!

Amados, nuestro Señor Jesús no vino únicamente para salvar pecadores, sino para buscarlos: Su muerte no sólo salva a quienes tienen fe, sino que crea fe en quienes no la tienen. La cruz produce la fe y el arrepentimiento que exige. No pueden venir a Cristo con fe y arrepentimiento. Vengan a Cristo por fe y por arrepentimiento, pues Él puede otorgarlos. Él fue traspasado a propósito para que ustedes puedan ser compungidos hasta el corazón. Su sangre, que fluye libremente, es derramada por muchos para remisión de los pecados. Todo lo que tienen que hacer es mirar, y, mientras estén mirando, esos benditos sentimientos que son las señales de la conversión y de la regeneración, serán obrados en ustedes por una mirada a Él.

¡Oh bendita lección! Pónganla en práctica esta mañana. ¡Oh, que en esta gran casa muchos se olviden del yo y miren al Salvador crucificado, y encuentren vida eterna en Él! Pues este es el principal objetivo que tuvo Juan al escribir esta historia, y este es el designio más importante de que lo prediquemos: ansiamos que ustedes crean. Vengan, ustedes que son culpables, vengan y confíen en el Hijo de Dios que murió por ustedes. Vengan, ustedes que son inmundos y están contaminados, vengan y lávense en este sagrado torrente que es derramado por ustedes. Hay vida en una mirada al Crucificado. Hay vida en este instante para todo aquél que Lo mire. ¡Que Dios les conceda que puedan mirar y vivir, por Jesucristo nuestro Señor! Amén.

El Púlpito del Tabernáculo Metropolitano
Muerto en la Cruz

porción de un sermón predicado el Domingo 3 de Abril, 1887

Texto: Juan 19: 31-37.

por Charles Haddon Spurgeon

7 comments

  1. Es un gozo y privilegio exponer el mensage del evangelio de la manera que el hermano Washer lo hace. que Dios lo siga usando al exponer las escrituras.

    Proclamando el evangelio en las prisiones de California.
    (CP)

  2. Hermano en Cristo gracias aDios por poner en ti el querer como el hacer,para ver este refrescante mensaje A EL La Gloria!!!! solo una humilde observacion, hermano:
    la musica que se oye de fondo me parece demasiado ruidosa, y como rokera y a veces se pierde la voz del hermano Washer, creo a mi parecer que no es necesario la musica de fondo, el mensaje ya es impactante,no necesitamos mas que eso.
    gracias, y Shalom

  3. Excelente predica de Paul, lo único que sugiero es que el audio de la musica de fondo sea o eliminado o reducido al máximo. La idea es concentrarse en lo que se predica, no en la música de fondo.

    Bendiciones.

  4. el gran sacrificio de rendencion y consiliacion a travez de la cruz nos hizo libre ,y ya que nos demuestra su gran misericordia por todos los tiempo es el ayer , hoy y el porvenir DIOS TE BENDIGA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s