La iglesia en bancarrota ante el Tribunal de Cristo

Porque una buena imagen, habla mas que mil palabras:

Imagen original de: True Church Conference

¡Oh, consideren lo que será que sus motivos sean todos sacados a luz, que se demuestre que ustedes eran piadosos por el interés de una ganancia, que ustedes eran generosos por pura ostentación, o celosos por amor a la alabanza, que ustedes eran cuidadosos de mantener en público una reputación religiosa, pero que en todo momento todo fue hecho por el ego, y sólo por el ego!

¡Qué fuerte será la luz que Dios arrojará sobre nuestras vidas, cuando las cámaras más oscuras del deseo y de la motivación humanos serán tan manifiestos como los actos públicos! ¡Qué revelación será aquella que haga manifiestos todos los pensamientos, y las imaginaciones, y las lascivias y los deseos! Todas las iras, y las envidias, y las soberbias y las rebeliones del corazón: ¡qué revelación constituirán todas estas cosas!

Todos los deseos sensuales y las imaginaciones incluso de los más controlados, ¡con qué suciedad se mostrarán! ¡Qué día será aquel, cuando los secretos de los hombres sean expuestos a la plena luz del mediodía!

Ahora, si ustedes me preguntaran por qué Dios debe juzgar especialmente los secretos de los hombres, -ya que esto no se hace en las cortes de los hombres, y no puede ser hecho, pues las cosas secretas de esta índole no caen bajo la jurisdicción de nuestro miopes tribunales- respondo que se debe a que no hay nada realmente secreto para Dios.

Nosotros establecemos una diferencia entre pecados secretos y públicos, pero Dios no; pues todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de Aquel con quien tenemos que tratar. Todos los actos son hechos en la inmediata presencia de Dios, que está personalmente presente en todas partes. Él sabe y ve todas las cosas como alguien que está en el lugar, y cada pecado secreto es solamente concebido como secreto por la engañada fantasía de nuestra ignorancia. Dios ve más del pecado secreto de lo que un hombre puede ver de aquello que es hecho delante de su rostro. “¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea?”

Los secretos de los hombres serán juzgados porque, con frecuencia, los más grandes actos morales son ejecutados en secreto. Los actos más refulgentes en los que Dios se deleita son aquellos que son llevados a cabo por Sus siervos cuando han cerrado la puerta y se encuentras solos con Él; cuando no tienen ningún otro motivo sino el de agradarle; cuando estudiosamente evitan toda publicidad, para no verse desviados por la alabanza de los hombres; cuando la mano derecha no sabe lo que hace la izquierda, y el corazón amoroso y generoso idea cosas liberales, y las hace detrás de la pantalla, para que nunca sea descubierto cómo se llevó a cabo el hecho. Sería una lástima que tales actos fueran expuestos al escrutinio público.

De igual manera, también los vicios secretos son los del tipo más negro, y excluirlos sería permitir que los peores pecadores se quedaran sin castigo. ¿Podría suceder que estos seres contaminados escapasen porque han comprado el silencio con su riqueza? Yo digo solemnemente: “¡Dios nos libre!” En efecto, Dios lo prohíbe: lo que han hecho en secreto, será proclamado en las azoteas.

Extractos del sermón de Charles Spurgeon: El Juicio Venidero de los Secretos de los Hombres.

VIDEO Fuente y subtítulos:  AF

5 comments

  1. soy una mas del millon que escucha sus programas megustaria que me enviaran al gunos consejos como dialogar con mis 2 hijos de entre 17-15 tengo 34 años no los tengo con migo por motivo de trabajo pero Dios esta con migo cada dia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s