J.C. Ryle: La Verdadera Iglesia

J.C. Ryle: La Verdadera Iglesia | Clásicos – narrado por el pastor David Barceló

    Yo deseo que pertenezcas a la única Iglesia Verdadera: a la Iglesia fuera de la cual no hay salvación. No pregunto a dónde asistes los domingos sino pregunto si ‘¿Perteneces a la única Iglesia Verdadera?”

    ¿Dónde se encuentra esta única Iglesia verdadera? ¿Cómo es esta Iglesia? ¿Cuáles son las características por las cuales se puede reconocer esta única Iglesia verdadera? Quizás me hagas tales preguntas. Escucha bien y te daré algunas respuestas al respecto. Sigue leyendo

Páganos bautizados [VIDEO]

Adrián Rogers

El que practica el pecado es del Diablo

La verdadera salvación

Páganos bautizados

Lo que hacemos no es el problema, el problema radica en lo que somos.

Un hombre no es mentiroso porque miente, miente porque es mentiroso.

Un hombre no es un ladrón porque roba, roba porque es un ladrón.

El problema está en el corazón humano, porque como lo dijo el profeta jeremías “Engañoso es el corazón mas que todas las cosas, y perverso”.

El pecado es la transgresión de la ley de Dios y nuestras rebeliones prueban nuestra pecaminosidad. Sigue leyendo

La Verdadera Fe Persevera

Es crítico comprender lo que la doctrina bíblica de la perseverancia no significa. No significa que las personas que “aceptan a Cristo” puedan vivir entonces de la manera que les plazca sin temor al infierno. La expresión de “seguridad eterna” se utiliza a veces en el sentido tal como que “una vez salvo, siempre salvo”. R. T. Kendall, argumenta la última frase definiendo su significado de la siguiente manera:

“Quien una vez cree verdaderamente que Jesús fue resucitado de la muerte y confiesa que Jesucristo es el Señor, irá al cielo cuando muera. Pero no termina ahí. Dicha persona irá al cielo cuando muera sin importar qué obra (o falta de ella) pueda acompañar dicha fe.” (Once Saved, Always Saved, p.19).

Kendalll también escribe: “Espero que nadie tome esto como un ataque a la Confesión de Westminster. No lo es.” (p.22).

¡Pero es precisamente eso! Kendall expresamente debate en contra de la afirmación de Westminster, que la fe no puede fallar. Él cree que lo que mejor caracteriza a la fe es una simple mirada: “uno solo necesita ver al Portador de los Pecados, una vez para ser salvo” (p.23). Este es un ataque a gran escala en contra de la doctrina de la perseverancia afirmada en la Confesión de Westminster. Peor aún, mina, quebranta la Escritura misma. Desafortunadamente, es una opinión que creen cristianos en nuestros días. Sigue leyendo